Blog de Lima

Otro sitio más de Red Costasur

Blog de Lima - Otro sitio más de Red Costasur

Criollos versus Brujas

Durante muchos años se ha debatido en esta fecha la polémica del Día de la Canción Criolla versus la Noche de Brujas o Halloween. Y es que desde 1944 se celebra oficialmente todo 31 de octubre, el día central del criollismo peruano, o Día de la Canción Criolla, para celebrar nuestra música peruana y para conmemorar a todos los autores e intérpretes de la música criolla. Es una noche de celebración donde las peñas y restaurantes de espectáculos están abarrotados de público y ofrecen lo mejor de sus producciones (incluidos por supuesto los mejores platos de la gastronomía peruana).

Dicen que el establecimiento de la fecha fue promovido por temas políticos, para mantener contentos a los obreros de aquel tiempo, revalorando la música que escuchaban. Lo cierto es que hoy es celebrado por jóvenes y mayores de cualquier estrato social del Perú, y no hay mayores significancias políticas.

Es una celebración esencialmente artística, que se reforzó por una triste coincidencia en 1973: el fallecimiento de Lucha Reyes, una gran intérprete criolla conocida como la “Morena de Oro”.

Pero en paralelo se celebra lo que mundialmente se conoce como la Noche de Brujas o Halloween. Y Lima no es la excepción, desde el final de la tarde muchos niños salen a recorrer las calles tocando las puertas para obtener golosinas, vestidos con los disfraces más curiosos. Pero también hay locales que ofrecen fiestas de disfraces para los más adultos. Y es esto último lo que genera polémica. Hay quienes dicen que sólo debería celebrarse la Canción Criolla y no fiestas foráneas, con música rock, pop o cualquier otro género.

Además hay quienes dicen que el género criollo está en peligro, pues aunque hay buenos intérpretes hace mucho que no salen nuevos autores de la talla de Chabuca Granda, Felipe Pinglo o Augusto Polo Campos. Lo cierto es que la música criolla sí se sigue escuchando todos los fines de semana en las muchas peñas de Barranco, Miraflores, el Centro Histórico y otros distritos. De hecho hay criollismo para rato.

Adultos celebrando la música criolla y niños listos para salir en busca de golosinas