Blog de Lima

Otro sitio más de Red Costasur

Blog de Lima - Otro sitio más de Red Costasur

La Noche de los Museos

El viernes 14 fue la segunda Noche de los Museos del 2012 en el Centro Histórico de Lima, donde más de 30 museos participaron abriendo sus puertas gratuitamente desde las 5pm hasta las 10 de la noche. Además de pasacalles, exposiciones, locales culturales abiertos con exposiciones temporales y actividades.costasur.com/index.html’ >actividades.costasur.com/index.html’ >actividades.costasur.com/index.html’ >actividades para niños y adultos, el ambiente de Lima estuvo festivo y colorido como nunca antes se había visto.

Es evidente que el interés por la cultura está creciendo gracias la nueva fórmula que están tomando los museos y las entidades turísticas, pues la presencia de juventud fue muy notoria dicha noche. La mayoría de concurrentes opinaron que deberían ser más seguidas estas actividades (la primera Noche fue en mayo de este año). También trae a colación el por qué los museos suelen abrir sus puertas durante el día, cuando un horario nocturno sería muy cómodo y viable para un gran sector del público local.

Recorridos por la Catedral de Lima, el Palacio Municipal (que antes no solía ofrecer), y los principales museos del centro  fueron muy interesantes y amenos gracias a la habilidad de los capacitados

guías que nos atendieron. La noche se quedó corta para visitar todo, por lo que esperamos la próxima Noche de los Museos en Lima!

El museo más antiguo del Perú

Dicen que el Museo Nacional de Arqueología, Antropología e Historia del Perú es el más antiguo, funcionando como museo público desde 1822. Se encuentra en el distrito de Pueblo Libre, y por sus jardines y “claustros” debe haber sido un convento o monasterio, dato que olvidé preguntar, craso error pues he estado googleando sin encontrar a qué orden perteneció antes de convertirse en museo.

Museo Nacional de Arqueología, Antropología e Historia del Perú

Al contrario del Museo Larco, que se concentran principalmente en la cultura Moche o Mochica, acá puedes hacer un recorrido de todas las culturas desde la era inicial de la cerámica (Kotosh, Ancón) pasando por el formativo (Chavín, Paracas) y así todas hasta el imperio Inca, pero también colecciones de las etapas coloniales y republicanas del Perú.

De Chavín está la Estela de Raymondi, y una réplica del Lanzón de Chavín, réplica porque el original está dentro del Templo en el departamento de Ancash, en medio de pasadizos angostos, lo que lo hace imposible de retirar con seguridad.

Sarcófago de la Cultura Chachapoyas

Son muy bonitas también las maquetas, las hay de ruinas de Kuélap, de la cultura Chachapoyas, un lugar poco visitado por el turista extranjero pero que está por impulsarse pronto con nuevos vuelos nacionales.

También maquetas de ruinas incas, como el Koricancha y el infaltable Machu Picchu. Pero no sólo hay de la época precolombina, también hay maquetas de la Lima antigua, de los años del virreinato, cuando el virrey Amat embelleció el barrio San Lázaro, hoy distrito del Rímac, con fuentes como el Paseo de Aguas y la famosa Alameda de los Descalzos.

Poncho usado por el Libertador Simón Bolívar

Sala de Oro del Museo

Virrey Manuel de Amat y Junient. Famoso por embellecer Lima y su romance con Micaela Villegas, la “Perricholi”

Maqueta de Kuélap. Cultura Chachapoyas

Las “Manos Cruzadas” del Templo de Kotosh (1800 AC)

Fachada del Museo

Estela de Raymondi

Recorriendo el Convento de Santo Domingo

A pesar que me gusta recorrer mucho los edificios históricos de mi ciudad, era la primera vez que ingresaba a este convento. Al parecer había quedado escondido en mi lista. De niño tampoco lo había visitado en el colegio, será porque es muchas veces opacado por el de San Francisco, cuyas catacumbas siempre llaman mucho la atención de los amantes de lo misterioso y enigmático. Su verdadero nombre es Basílica Menor y Convento Máximo de Nuestra Señora del Rosario, pero por ser de la orden de los dominicos todos lo conocen como Convento de Santo Domingo. Está muy unido a la historia religiosa del Perú, ya que alberga las tumbas de los santos más famosos de este país: Santa Rosa de 

Lima y San Martín de Porres.

Santa Rosa en sus últimos días dijo “Hago donación de mi cuerpo a mis hermanos Dominicos“.  El caso de San Martín es más protagónico pues vivió en este convento y quienes hayan visto las películas biográficas del santo, podrán conocer los lugares donde se dieron varios episodios de su vida: La escalera donde el diablo se presenta para tentarlo, el dormitorio donde el perro, gato y ratón comían del mismo plato, y el altar donde fue visto levitando.  Mas allá de los relatos religiosos, la arquitectura del Convento es realmente hermosa, compitiendo  incluso con los mejores conventos de Arequipa y Cusco. Los techos y muebles tallados con cedro de Nicaragua son joyas artísticas. Tuve la suerte también de presenciar la salida de la procesión de San Juan Masías (el tercero de los santos peruanos), por lo que mi recorrido fue muy singular. El circuito termina por lo general con la subida al campanario, una torre muy antigua desde donde se puede observar todo el Centro Histórico de Lima (solo apto para mayores de 18 años por reglamento interno, además hay que gozar de buena salud para poder subir la empinada escalera de madera).